domingo, 18 de mayo de 2008

Macri y sus Ministros se resisten a pagar los sueldos, destinados a ciudadanos elegidos libremente

Todos Mienten

Quienes conocen el ámbito municipal, quienes están acostumbrados al sistema de designaciones, contratos, nombramientos, subsidios y todo ese sistema de erogaciones que sostiene una fuerza laboral hasta ahora desconocida en sus dimensiones, pero estimada en mas o menos entre 120.000 o 140.000 empleados, consideran al ahorro propuesto por el Jefe de Gobierno, con referencia a tener que pagarle a 105 juntistas comunales, elegidos por el conjunto de la ciudadanía de la ciudad, sus sueldos, algo insignificante.

El Jefe de Gobierno y sus Ministros podrán alegar a viva voz que se resisten a pagar esos sueldos, destinados a ciudadanos elegidos libremente, como ya dije, por el conjunto de la ciudadanía, pero no pueden ocultar que han designado ellos mismos y arbitrariamente, en muchos casos hasta innecesariamente a más personas.
La objeción del señor Jefe de Gobierno es insignificante y falsa.
Es hora que nos demos cuenta, que no está equivocado, ni mal informado, ni poco asesorado.
El Jefe de Gobierno sabe muy bien de que se trata, y como se trata de desconcentración de poder, se opone.
Como jefe de una fuerza política exclusivamente electoral, sin militancia y sin estructura capaz de cubrir con sus propias fuerzas los cargos que surjan de la compulsa, sabe que para cubrir esos cargos deberá recurrir a posibles aliados políticos con sus consecuentes prevendas, gane o no gane y después deberá compartir “su poder” con quienes él mismo, gracias a su caudal electoral, puso en esos cargos.

A todo esto se suma la aparición en escena de los juntistas de otras fuerzas, figuras locales sin existencia y ningún peso en la actualidad, a quienes se le deberá dar algún tipo de explicación. Todo esto sin contar con la aparición de los Consejos Consultivos Comunales, institución temida por todos los políticos, a tal punto que están haciendo esfuerzos para crearlos anticipadamente para ver que tipo de control pueden ejercer sobre ellos.
Las sensaciones que tiene el Jefe de Gobierno actual con relación a las comunas, las podrían explicar muy bien sus antecesores, quienes seguramente fueron presas de las mismas emociones y pensamientos.
En todo este tiempo nos estuvieron distrayendo con una posible reforma Constitucional, pero deberíamos recordar que para esto, el oficialismo deberá contar con 40 votos, con lo que si nos basamos en que tiene asegurados solamente 27, es una tarea casi imposible sin contar con el apoyo del Frente para la Victoria.
Sin el Frente, no hay reforma. Tampoco alcanzan los 27 para frenar las elecciones de juntistas comunales, para esto también necesitan del Frente.
En conclusión, si todavía no tenemos comunas es porque el Pro y el Frente no quieren que haya comunas. El Jefe de Gobierno no quiere compartir su poder con ningún extraño, y el Frente no quiere, ante el panorama devaluado que se les presenta en la actualidad, cargar con una nueva derrota en la Ciudad

Norberto Quaglia
Proto Comuna Flores

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agencia Rodolfo Walsh