miércoles, 7 de enero de 2009

Pensar Cromañón

Fue quizá el momento de mayor reflexión acerca de la masacre. Luego, se compiló el volumen coordinado por Diego Rozengardt, hermano de Julián, uno de los 194 pibes. El libro es una propuesta abierta a la sociedad para generar debates y conciencia acerca de los hechos que no deben repetirse Nunca más. En él escriben: Maristella Svampa, Diana Maffía, Tomás Abraham, Juan Carlos Volnovich, Adrianca Calvo, Pablo Alabarces, Gustavo Carabajal, Héctor Bidonde, Pablo Plotkin, y Juan Carlos Volnovich, entre otros.

"Pensar Cromañón. Debates a la orilla de la muerte joven: rock, política y derechos humanos", es el título del libro que surgió a partir del ciclo de charlas que se hicieron durante el 2007 en el hotel Bauen. El editor fue Diego Rozengardt, hermano de Julián, uno de las 194 víctimas masacradas en Cromañón, el 30 de diciembre de 2004. Remarcó que no se hizo como un emprendimiento comercial, ya que está fuera del circuito de librerías, y solo se consigue en las sucesivas presentaciones, en actividades o a través de la página web www.lospibesdecromagnon.com.ar, por un valor de 25 pesos. Escriben "Pensar Cromañón…" periodistas, actores, intelectuales, dirigentes sociales y políticos como: Maristella Svampa, Diana Maffía, Tomás Abraham, Juan Carlos Volnovich, Adrianca Calvo, Pablo Alabarces, Gustavo Carabajal, Héctor Bidonde, Pablo Plotkin, y Juan Carlos Volnovich, entre otros. En el libro se habla sobre el rol del Estado, las responsabilidades en el hecho, la cultura rockera, la defensa de los derechos humanos hoy y el impacto social que el hecho Cromañón generó y, como señaló Rozengardt, fueron ejes de las discusiones, en el ciclo de charlas y que llegan en forma de libro. Pensar Cromañón es una propuesta abierta a la sociedad para generar debates y conciencia acerca de los hechos que no deben repetirse. Nunca más. El acto incluyo la muestra "La memoria despierta" y la interpretación de la canción "Basta ya" (tomado por muchos como un himno) en la voz de su autor, Marcelo Santillán, uno de los jóvenes sobreviviente. Durante la presentación la (AW) pudo dialogar con algunos de los panelistas:

Maristella Svampa (socióloga e investigadora del Conicet)

-¿Cuál fue su vivencia respecto a Cromañón?

-Yo debo ser sincera. Como Cromañón es un hecho tan incomodo en la sociedad Argentina, realmente yo me resistí durante bastante tiempo en hablar o emitir mi opinión sobre Cromañón que desde ya me genera un efecto ambivalente.

Me invitaron a este ciclo "Pensar Cromañon", finalmente participe de la última reunión, presente un trabajo que fue bastante polémico. Indujo a la discusión y además, lo publique en la revista "Ñ" y después suscito una serie de polémicas y respuestas de parte de familiares y otros. Esto dejo en claro que Cromañón es un hecho abierto, no solo por la interpretación, sino por los efectos políticos que genero y en todo caso. Espero haber contribuido a la comprensión de ese hecho "Cromañón y el movimiento Cromañon", y al mismo tiempo quiero reconocer que en la misma discusión de mi trabajo, yo aprendí cosas. Un aprendizaje reciprocó de la propia discusión que tuve con los familiares y eso no es poca cosa.

¿Piensa que los políticos aprendieron algo?

Nooo, eso sería pedir peras al olmo. No sinceramente no, porque además, muchos de ellos hicieron una lectura lineal desde el costado llamado progresismo, cuando vieron el juicio que se le hizo a Ibarra. Hicieron una lectura lineal, diciendo que efectivamente, había un golpe institucional o una tentativa de golpe institucional, o que los familiares eran manipulados por sectores de la derecha. A mí me parece que esa lectura lineal obtura otro tipo de interpretaciones que bien vale la pena subrayar. Como por ejemplo que Cromañón fue el único movimiento que en ese sentido permitió la articulación entre lo que es la acción directa y los dispositivos institucionales previstos por la constitución porteña. Lo cual llevo al juicio político a Ibarra, y no es un dato menor porque fue la primera vez en que hubo un encuentro de articulación entre la acción directa y la acción o dispositivos institucionales y sin embargo la sociedad no lo leyó así y ese si es un tema efectivamente a trabajar. Porque la sociedad no se inclino hacia estos términos y si se inclino mas a dar ese desborde de dolor y el excesos de acción por parte de los padres, por un lado y por otro la mano negra de ciertos intereses políticos. Por eso, lo que yo intente hacer en ese artículo es restituir un poco la complejidad de Cromañón, además de todos sus efectos ambivalentes.

¿El intercambio con los padres en qué la enriqueció?

Aprendí en primera instancia, cosas a partir del dialogo con los familiares. En segunda instancia del trabajo que daba cuenta Garaventa que a nivel psicológico se estaba realizando hacia dentro del movimiento. Y ellos mismo dieron a conocer la serie de actividades, también de articulación que estaban realizando y que son totalmente desconocidas por la sociedad. Es decir todo lo que era a dimensión hacia adentro del movimiento, yo lo desconocía y gracias a ese intercambio que tuve pude apreciarlo, al menos en algunos elementos de esa expresión.

Agencia Walsh

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agencia Rodolfo Walsh