miércoles, 25 de febrero de 2009

Marcha por el día del y la murguera

(AW) Unas quinientas personas pertenecientes a distintas murgas del circuito independiente, marcharon en el día de ayer reclamando el regreso al feriado nacional en el día del murguero y la murguera. La marcha, que salió del Congreso hacia Plaza de Mayo, fue, al mismo tiempo que un reclamo, un homenaje a murgueros asesinados en 1999.

Buenos Aires, martes 24 de febrero. (Agencia Walsh) En el día del murguero y la murguera, unas quinientas personas marcharon ayer hacia Plaza de Mayo, partiendo desde el Congreso Nacional. Reclamaron el regreso del feriado de Carnaval y rindieron homenaje a tres compañeros mendocinos atropellados en 1999.

“Por corsos libres y gratuitos en todos los barrios del país”, decía el volante distribuido durante la marcha, y cerraba expresando “Memoria y justicia para Daniel López, Pedro Ojeda y Pablo González, murgueros mendocinos atropellados y asesinados durante un festival en 1999, por Rodrigo Corso y todos los murgueros asesinados”.

La marcha fue acompañada por las miradas atentas de turistas y transeúntes que buscaban fotografiarse con las murgas. Los mismos integrantes de los grupos, fieles a su independencia y autonomía, se encargaron de organizar el tránsito a medida que la marcha avanzaba.

Entre las murgas marchantes se encontraba “Cachengue y Sudor”, quien en días pasados sentó precedente al lograr sacar un recurso de amparo presentado a la justicia porteña, ya que no le era permitido hacer su festival callejero. El hecho de haberse salido del circuito oficial, le significa a la murga de “La Triple Frontera” (Caballito, Almagro y Paternal), permanentes presiones por parte del gobierno de la ciudad, quien le pone trabas a su desarrollo independiente y autónomo de gestión.

Al llegar a Plaza de Mayo, las vallas que la dividen en dos, y un grupo de policías federales de la infantería, no lograron opacar la fiesta que desataron los bombos de distintas murgas puestos a tocar colectivamente a un solo ritmo.

Las murgas bailaron durante todo el camino, y bailaron, también, al arribar a la mítica plaza, entreveradas, haciéndose una su coreografía. El modo típicamente murguero de abrazarse en la lucha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agencia Rodolfo Walsh