viernes, 4 de enero de 2008

La ofensiva macri encendio la mecha

(AW) Ante la ofensiva Macrista: Los trabajadores municipales no tienen mas opción que organizarse democráticamente, tomar la lucha en sus manos y pasar a la ofensiva. La burocracia de Genta y Datarmini no lo hará por ellos.

Buenos Aires, 3 de enero de 2008 (Por Camilo Cienpasos, de Izquierda Punto Info) El gobierno de Mauricio Macri ha lanzado una ofensiva contra los trabajadores municipales de Buenos Aires que consiste, por un lado, en el virtual despido de 2.400 empleados a quienes no se les renovó el contrato de trabajo, amenaza extender la medida a alrededor de 12.000 mas (incluso Clarín menciona la cifra de 28.000 contratos que serian revisados) e intervino la ObSBA, la obra social de los municipales, sus familiares y jubilados.
El Sindicato Único de Trabajadores Estatales de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA), dirigido por los eternos burócratas de Amadeo Genta y Patricio Datarmini respondió a los despidos con paros escalonados de tres horas el miércoles, cuatro horas el jueves y un paro por un día con concentración en la legislatura el viernes en tanto anuncio “medidas legales” para enfrentar la intervención gubernamental a su obra social. En tanto, otro de los gremios afectados por los despidos, ATE, realizo el martes pasado una marcha de protesta.
Los 120.000 trabajadores de la Ciudad, que comprende a docentes, no docentes, médicos, enfermeras, servicios de emergencia, trabajadores del medio ambiente, colonias de vacaciones, cementerios, rentas y CGA, limpieza, administrativos entre otros se enfrentan así a una ofensiva basada en la utilización de la precarizacion laboral y la potestad estatal de intervención cuando son dirigidos por una de las burocracias sindicales de peor extracción, mas corrupta y violenta. Así planteada la cosa, los trabajadores deben tomar en sus propias manos la defensa de sus intereses y fuentes de trabajo para evitar que sus “lideres” los conduzcan por el desfiladero de la derrota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agencia Rodolfo Walsh