martes, 18 de mayo de 2010

Amenazan a mujer policía denunciante de sus jefes proxenetas

No a la Trata

(AW) Una empleada administrativa de la División Trata de Personas de la Policía Federal declaró contra su jefatura por cobros de coimas a prostibulos y complicidad policial en explotación sexual de menores. Intervino asuntos internos y la denunciante se encuentra resguardada desde el día de su declaración.

Nancy Miño Velazquez, es denunciante contra la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal Argentina (PFA) por su relación con las mafias que esclavizan y trafican mujeres y niñas para los prostíbulso. Nancy se encuentra resguardada en la sede de la Fundación La Alameda desde su primer declaración ante la justicia el día martes.

La cúpula de la Federal teme a los avances de la justicia ante el escándalo desatado en los medios y que ha generado la adhesión de la sociedad civil a la denuncia. El juez federal Ariel Lijo allanó el viernes las dependencias de la División Trata de Personas de la Policía Federal. Lo hizo luego de recibir la denuncia de una ex empleada administrativa de ese área, quien declaró que la jefatura de esa Division le cobraba coimas a los prostíbulos y que existía complicidad policial en la explotación sexual de menores.

Lijo el jueves durante siete horas escuchó la declaración de Nancy Miño Velázquez y casi de inmediato tomó intervención en el caso Asuntos Internos de la Federal. "Se abrió un sumario para deslindar responsabilidades. Vamos a esperar hasta que el juez avance en su investigación para determinar sanciones", explicaron voceros de la fuerza.

La denunciante -hija de un policia retirado, y ex esposa de policía federal- lleva trabajando en la Federal unos 19 años. Pasó por varios destinos y el último fue la División Trata de Personas.

"Ella cuenta que pidió su traslado y se lo concedieron el 23 de abril, pero se dio cuenta de que trabajaría con la esposa de su ex jefe y entonces decidió pedir licencia", explicaron fuentes judiciales.

La denuncia de Miño -que trabajaba como empleada administrativa- fue extensa. Por un lado, sostuvo que, como habla guaraní y vende lencería, en la División le encargaron hacer inteligencia en varias causas relacionadas con locales de prostitución.

En ese marco, la mujer asegura haberse enterado de que la jefatura de la División recibió una coima de 50.000 pesos por proteger a dos proxenetas con captura. También denunció que su jefe estaba implicado en la explotación de dos menores, las que iban a ser introducidas en uno de los boliches investigados.

La mujer policía que reveló los métodos corruptos se encuentra resguardada en la sede de la Fundación Alameda bajo protección de efectivos de Gendarmería Nacional por expresa decisión del juez interviniente en la causa.

Sugestivo que el mismo día del allanamiento ordenado por la justicia a la División Trata esta área realizó un operativo en un prostíbulo de Berazategui para rescatar mujeres y niñas.

El titular de la división de Trata, Jorge Omar Fernández no ha salido en los medios por este operativo justo después de la denuncia, y tampoco Fernández ha aceptado responder a las graves acusaciones que ha recibido por Nancy Miño. La única defensa de la Federal fue decir que tiene licencia médica, aunque reconocieron su participación en la división aunque quisieron desestimar sus dichos.

Fuente: http://laalameda.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agencia Rodolfo Walsh