domingo, 13 de abril de 2008

Macri tuvo que despedir al represor de la Esma, Pedro Florido

El funcionario se desempeñaba como asesor de la Procuración General de la Ciudad, que comanda Pablo Tonelli. La denuncia de Crítica de la Argentina puso su pasado en el tapete y aceleró su retirada "por motivos personales".

"Presento mi renuncia indeclinable como asesor de la planta de gabinete del organismo. Por motivos personales. Pedro Carlos Florido. DNI 7598712".

Con este texto, Florido acató la orden de dar un paso al costado que le impuso Pablo Tonelli, su jefe en la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires.

Una nota publicada en la edición de hoy de Crítica de la Argentina puso en el tapete que la Procuración dependiente del Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, tenía en sus filas a un capitán de navío que fue asesor legal en la ESMA, y que defiende a los ex represores del campo de concentración que regenteaba el ex almirante Emilo Massera.

Florido tenía aportes del gobierno porteño desde febrero, pero según fuentes oficiales asumió cuando el PRO desembarcó en la ciudad. Su nombramiento no fue publicado en el Boletín Oficial ni está incluido en el sistema único de mesa de entradas en el que deben figurar todos los empleados porteños, pero desde la Procuración le confirmaron a Crítica de la Argentina que el ex marino estaba en funciones.

En 1982, el ahora renunciado asesor de la Procuración fue fotografiado por el ex detenido Víctor Basterra, quien estuvo secuestrado allí durante cuatro años y cinco meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agencia Rodolfo Walsh